Translate, Traducetelo

dimarts, 4 de juny de 2013

Los baños tradicionales japoneses 2ª parte.

En català desprès de les fotos.

En  la entrada anterior, nos quedó claro que un sentō, era y es un baño público, y que un ofuro es la zona de baño de las casas particulares y de su religiosa procedencia. Ahora nos queda conocer otros tres tipos de baños tradicionales más.  

Ya os hablé en la entrada “El despertar del Fujisan” que el archipiélago japonés está ubicado encima de los bordes de cuatro placas tectónicas y esto hace que el país sea el más propenso a erupciones volcánicas y terremotos, del mundo. Todos estos fenómenos han generado gran cantidad de lugares donde se producen, naturalmente, aguas termales.

Desde hace muchos siglos, los japoneses saben de los beneficios que para la salud supone tomar baños de aguas geotérmicas. Estas, cargadas de minerales disueltos como azufre, hierro, sulfuro de hidrógeno  calcio, magnesio, bicarbonato de sodio, etc… sirven para mejorar las afecciones crónicas de la piel, el  dolor muscular  y articular,   la gota y el reumatismo entre otras.

Estas aguas se encontraron  en los bosques y en las riberas de los ríos de montaña formando impresionantes cascadas. Hoy en día aun hay lugares de baño con libre acceso (foto 1), como lo fueron antaño, aunque lo más normal es que haya alguna pequeña instalación anexa como vestuarios y sanitarios, en este caso suelen ser de pago y pueden estar abiertos todas las horas del día y la noche.  A estas zonas de baño al aire libre se les denomina Rotenburo (foto 2, 3 y 4).

Agua termal en japonés se dice Onsen y Onsen es el nombre que recibieron estas zonas en el momento que se empezaron a cubrir y se añadieron diferentes anexos para el aseo previo. Según la normativa dictada por el Ministerio de la Naturaleza y el Medio Ambiente, actualmente solo reciben este nombre si las aguas cumplen con los siguientes requisitos: Tiene que ser un manantial de agua mineral que debe brotar caliente y directamente de la tierra, como mínimo a 25 grados Celsius, temperatura que se debe mantener durante todo el año. Así mismo debe tener disuelto al menos uno de los minerales de una lista entre los que se encuentran el Litio, Estroncio, Bario, Hierro, Manganeso, Bromuro de litio, Yodo, Flúor, y así hasta 19.
En los Onsen suelen haber diferentes piscinas con temperaturas diferentes, con alguna de ellas al aire libre, el material con que están hechas las del exterior son de ciprés japonés, mármol o granito, mientras que las del interior pueden ser de azulejos (foto 5, 6 y 7). Normalmente, las instalaciones están separadas por sexos, al igual que los sentō, aunque hay alguno que es mixto, en este caso se utilizan unas toallas para tapar la desnudez.
El Onsen de Dōgo (foto 8) está considerado como uno de los tres más antiguos de Japón y hay documentos que revelan que en el año 631 el Emperador reinante visitó un establecimiento de estos a fin de realizar una ceremonia de rito de purificación.

A los Onsen se les empezó a añadir otras instalaciones, como comedores, cocinas y dormitorios, convirtiéndose en pequeñas posadas, recibiendo el nombre de Ryokan. Sobre los Ryokan, también llamados hoteles tradicionales japoneses, os hablaré próximamente, ahora solo os comento que cada año 100 millones de japoneses los visitan para pasar unos días y relajarse o curarse de alguna dolencia. 
No es necesario repetir que el ritual del aseo previo, en el caso de los Onsen y de los Onsen de los Ryokan, también se cumple a rajatabla, es mas en estos casos es recomendable repetir el aseo después del baño por el tema de los minerales que lleva disueltos la propia agua del baño (foto 9). 

Entre Onsens, Ryokans y Rotenburos los nipones pueden disfrutar de más de 20.000 termas naturales, donde relajar tanto el cuerpo como el espíritu.

Pero no en todas las zonas de Japón disfrutaban de aguas termales, en estos lugares sus habitantes se las apañaron para construirse unos “edificios” aptos para el aseo y el relax por medio del vapor. A estos lugares se les llamó Mushiburo (foto 10). Quemando madera y vertiendo agua generaban vapor, lo mismo que se haría en una sauna. Los modernos baños de vapor mantienen el nombre de Mushiburo (foto 11).

En mi viaje a Japón pude disfrutar de cuatro baños termales, tres en Ryokans diferentes y uno en un Onsen. La primera vez estuve un poco cohibida por lo de la desnudez, no voy a mentir. En el acto previo, el del aseo, si que noté   que las mujeres japonesas, disimuladamente miraban si las occidentales nos lavábamos bien o no e incluso me han comentado que si se diera el caso de que alguien no se aseará correctamente, se lo harían saber antes de que se metiera en el baño.  Aunque un poco incomoda por la falta de costumbre de exhibirme desnuda, intenté aguantar el tipo, pero al rato ganó de goleada el placer del baño calentito a la vergüenza por la ausencia de ropa, os lo aseguro. 


 
01 Rotemburo

02 Rotemburo

03 Rotemburo

04 Rotemburo

05 Onsen

06 Onsen

07 Onsen

08 Onsen de Dōgo 

09 Onsen

10 Mushiburo

11 Mushiburo


A l’entrada anterior, ens va quedar clar que un Sento, era i és un bany públic, i que un Ofuro és la zona de bany de les cases particulars i de la seva religiosa procedència. Ara ens queda conèixer altres tres tipus de banys tradicionals més.

Ja us vaig parlar en l’entrada "El despertar de l'Fujisan" que l’arxipèlag japonès està situat damunt de les vores de quatre plaques tectòniques i això fa que el país sigui el més propens a erupcions volcàniques i terratrèmols, del món. Tots aquests fenòmens han generat gran quantitat de llocs on es produeixen, naturalment, aigües termals.

Des de fa molts segles, els japonesos saben dels beneficis que per a la salut suposa prendre banys d’aigües geotèrmiques. Aquestes, carregades de minerals dissolts com sofre, ferro, sulfur d’hidrogen, calci, magnesi, bicarbonat de sodi, etc ... serveixen per millorar les afeccions cròniques de la pell, el dolor muscular i articular, la gota i el reumatisme entre d’altres.

Aquestes aigües es van trobar en els boscos i en les riberes dels rius de muntanya formant impressionants cascades. Avui en dia encara hi ha llocs de bany amb lliure accés (foto 1), com ho van ser abans, encara que el més normal és que hi hagi alguna petita instal · lació annexa com vestuaris i sanitaris, en aquest cas solen ser de pagament i poden estar oberts totes les hores del dia i la nit. A aquestes zones de bany a l’aire lliure se’ls denomina Rotenburo (foto 2, 3 i 4).

Aigua termal en japonès es diu Onsen i Onsen és el nom que van rebre aquestes zones en el moment que es van començar a cobrir i es van afegir diferents annexos per a la neteja previa. Segons la normativa dictada pel Ministeri de la Natura i el Medi Ambient, actualment només reben aquest nom si les aigües compleixen amb els requisits següents: Ha de ser una font d’aigua mineral que ha de brollar calenta i directament de la terra, com a mínim a 25 graus Celsius, temperatura que s’ha de mantenir durant tot l’any. Així mateix ha de tenir dissolt almenys un dels minerals d’una llista entre els quals es troben el Liti, Estronci, Bari, Ferro, Manganès, Bromur de liti, Iode, Fluor, i així fins a 19.
En els Onsen solen haver diferents piscines amb temperatures diferents, amb alguna d’elles a l’aire lliure, el material amb què estan fetes les de l’exterior són de xiprer japonès, marbre o granet, mentre que les de d’interior poden ser de rajoles (foto 5, 6 i 7). Normalment, les instal · lacions estan separades per sexes, igual que els Sento, encara que hi ha algun que és mixt, en aquest cas s’utilitzen unes tovalloles per tapar la nuesa.
El Onsen de Dogo (foto 8) està considerat com un dels tres més antics de Japó i hi ha documents que revelen que l’any 631 l'Emperador regnant va visitar un establiment d’aquests per tal de realitzar una cerimònia de ritu de purificació.

Als Onsen se’ls va començar a afegir altres instal · lacions, com menjadors, cuines i dormitoris, convertint-se en petites posades, rebent el nom de Ryokan. Sobre els Ryokan, també anomenats hotels tradicionals japonesos, us parlaré properament, ara només us comento que cada any 100 milions de japonesos els visiten per passar uns dies i relaxar-se o curar-se d’alguna malaltia.
No cal repetir que el ritual del bany previ, en el cas dels Onsen i dels Onsen dels Ryokan, també es compleix rigorosament, és mes en aquests casos és recomanable repetir la neteja després del bany pel tema dels minerals que porta dissolts la mateixa aigua del bany (foto 9).

Entre Onsens, Ryokans i Rotenburos els nipons poden gaudir de més de 20.000 termes naturals, on relaxar tant el cos com l’esperit.

Però no en totes les zones del Japó gaudien d’aigües termals, en aquests llocs els seus habitants es van manegar per construir uns "edificis" aptes per a la neteja i el relax per mitjà del vapor. A aquests llocs se’ls va anomenar Mushiburo (foto 10). Cremant fusta i abocant aigua generaven vapor, el mateix que es faria en una sauna. Els moderns banys de vapor mantenen el nom de Mushiburo (foto 11).

En el meu viatge al Japó vaig poder gaudir de quatre banys termals, tres a Ryokans diferents i un en un Onsen. La primera vegada vaig estar una mica cohibida per lo de la nuesa, no vull mentir. En l’acte previ, el de la neteja personal, si que vaig notar que les dones japoneses, dissimuladament miraven si les occidentals ens rentàvem bé o no i fins i tot m’han comentat que si es donés el cas que algú no ho fes correctament, li farien saber abans que es fiqués al bany. Encara que una mica incomoda per la falta de costum de exhibir-me nua, vaig intentar aguantar el tipus, però a l’estona va guanyar de golejada el plaer del bany calentet a la vergonya per l’absència de roba, us ho asseguro.


2 comentaris:

  1. Me ha parecido muy instructivo. Muy bien documentado y muy curioso. Recuerdo cuando nos contabas lo de tu baño en Japón y lo acompañabas de fotos. Yo con lo pudorosa que soy lo hubiera pasado fatal, aunque seguro que por la misma vergüenza me hubiera terminado metiendo en el agua. Muy bien Anna, sigue así.

    ResponElimina
    Respostes
    1. Celebro que te hayan gustado las entradas sobre los baños tradicionales japoneses. Realmente es un placer inmenso poder disfrutar de esa experiencia, bueno para mi lo fue una vez vencida la vergüenza.

      Elimina